¡Verdad y justicia para Tomás Rojo y activistas ambientales asesinados en México!

Jul 1, 2021

Los restos localizados en una fosa clandestina en la comunidad de Vícam, en el municipio de Guaymas, corresponden al líder de la tribu yaqui, Tomás Rojo Valencia, confirmó la Fiscalía de Sonora este 22 de junio.

El líder de la comunidad yaqui y defensor del agua, Tomás Rojo Valencia, estaba reportado como desaparecido desde el 27 de mayo. Ese día salió a caminar por la región, como era su costumbre, reportaron sus familiares, pero ya no regresó.

El 17 de junio, la Fiscalía del estado informó que una persona de la zona que buscaba leña reportó el hallazgo de una fosa con un cuerpo semienterrado, a 12 kilómetros al sureste de Vícam y a 2 kilómetros al este de la Carretera Estatal 29.

Defensor del agua

Tomás Rojo Valencia fue considerado uno de los portavoces de los ocho pueblos en resistencia durante la construcción y posterior operación del acueducto Independencia, durante la administración de Guillermo Padrés en el estado de Sonora, para llevar agua desde la cuenca del Río Yaqui hacia la capital Hermosillo, en donde actualmente se abastece a más de 300 mil personas y que inició operaciones en 2013.

La oposición a la construcción de este acueducto se debía a que mientras el gobierno estatal extraía el agua del Río Yaqui para abastecer a las dos ciudades más habitadas de Sonora, Hermosillo y Ciudad Obregón, no garantiza el abastecimiento en los ocho pueblos de la tribu.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó el asesinato y señaló que, a juicio de sus familiares, se relaciona con su activismo pues fue la voz de los pueblos opositores.

Activistas en México abandonados por el EstadoEn un comunicado por los hechos, la Comisión indicó que desde 2006 ha documentado 69 homicidios de defensores de derechos humanos en México y el caso del activista indígena es el noveno en 2021.

La desaparición y asesinato de Tomás Rojo es parecido al caso de José de Jesús Robledo Cruz y María de Jesús Gómez Vega, ejidatarios del Bajío, defensores del territorio y medio ambiente, asesinados el pasado 30 de abril en Puerto Peñasco, Sonora.

La CNDH ha aconsejado exhaustivamente a autoridades federales y estatales implementar medidas cautelares para proteger a familiares de las víctimas e investigar los casos tomando en cuenta su activismo.

Desde el ejido El Bajío reclamamos tanto al gobierno de Sonora como al Estado Mexicano, el esclarecimiento de los crímenes cometidos contra nuestros compañeros José de Jesús Robledo Cruz, María de Jesús Gómez Vega, Raúl Ibarra de la Paz y Noemí Elizabeth López Gutiérrez , incluyendo el asesinato de de Tomás Rojo Valencia.

Alertamos sobre cuentas en redes sociales y páginas web falsas

Alertamos sobre cuentas en redes sociales y páginas web falsas

La comunidad ejidal de El Bajío en Sonora, integrantes de REMA, denunciamos la creación de cuentas falsas en redes sociales, así como de una página web, las cuales se hacen pasar por la representación oficial del ejido y difunden información en favor de la empresa Fresnillo PLC, propietaria de la minera Penmont.

read more
La violencia de la “guerra contra las drogas” al servicio de las mineras en México

La violencia de la “guerra contra las drogas” al servicio de las mineras en México

Las compañías mineras, nacionales y transnacionales, se benefician una y otra vez del régimen de terror impuesto por la guerra antidrogas, como demuestran las investigaciones de periodistas y de académicos. La periodista Dawn Marie Paley, en su libro Capitalismo Antidrogas indica: “Los proyectos mineros han sido de los espacios más conflictivos de la expansión capitalista en México, y la mayor parte de la producción de oro y plata en el país se da en los estados con las tasas más altas de violencia (Chihuahua, Zacatecas, Guerrero, Durango y Sonora)”.

read more
La violencia en México al servicio de la expansión capitalista

La violencia en México al servicio de la expansión capitalista

Raúl Ibarra de la Paz, ejidatario del Bajío y su esposa Noemí Elizabeth López Gutiérrez fueron desaparecidos el 12 de febrero de 2018, después de ser secuestrados por un grupo de personas armadas que ingresó ilegalmente al ejido El Bajío ubicado entre los municipios de Puerto Peñasco y Caborca, Sonora.

read more